sábado, 29 de agosto de 2015

Des-órbita-2

Yo te miraba.

En tu cara de niño
un universo
invitaba a sobrevolar
praderas,
cielos,
montañas,
valles
y mares de estrellas;
trampolín de ensueño,
universo de universos.


Yo te miraba.

En el borde de tu sonrisa
un haz de luz tomaba mi mano,
me mostraba una arboleda verde,
una melodía de enero,
brisa de verano
acariciando mi rostro.


Yo te miraba.

El bigote ocultaba
tu lunar color chocolate,
ese que reposa mansamente
en la mitad del camino
entre tu boca y tu nariz;

infancia de guardapolvos blancos
de fotografía escolar
de serenidad latente
tan-bién oculta en tu bigote,
en tus manos,
en tus brazos,
en los lunares de tu espalda
que yo
te miraba
cuando tus ojos
no me miraban a mi.

miércoles, 17 de junio de 2015

Drang

Podía haberte dicho 
que también leí a los autores
que, como a muchos,
te melancolizaban.

No hacía falta.
No hacía falta.

Podía haberte nombrado 
a todos mis muertos
que también me jalan, 
-de cuando en vez-
hacia el agujero.

No hacía falta.
No hacía falta.

Podía haberte buscado
y abrazarte hasta extraviar el cuerpo,
como se abraza a una piedra,
a un mástil,
o al tapial donde contaba para jugar
a la buscadora de los escondidos.

No hacía falta.
No hacía falta.

Podía haberte devuelto
un cúmulo de palabras vacías
para abrir el juego infinito
de los espejos rotos.

No hacía falta.
No hacía falta.

Podía haber estampillado ese sobre
que guarda un puñado de palabras
sobre recuerdos siempre engañosos.

No hacía falta.
No hacía falta.

Podía haberme puesto el chaleco de once varas
bajo el paracaídas,
antes de subirme a la avioneta
para sobrevolar los bordes
desde la poesía ominosa;
mas no hace falta.

No hace falta.



viernes, 30 de enero de 2015

domingo, 21 de diciembre de 2014

Resto del nombre.

No es mi casa.
No es mi tierra.
No son mis olores.
No son mis sonidos.
No es mi ventana.
Ni es la misma luz la que baña mis cosas (que si son mis cosas).

No soy la misma, soy otra.
Tengo miedo.
(Temo).

Y una vaga, cuasi convicción: lo que no quiero ser.
Donde no quiero estar.

Intento desmaterializarme de mi nombre primitivo,
romperlo hasta que sus partículas vuelen por el aire
e iluminadas por el sol, tornen sus tonalidades grisáceas
en nuevos colores de vivos vientos.

Reconstruir-el nombre-desmaterializado.
Romperlo.
Destruir los enlaces primitivos entre vocales y consonantes.

O dejarlo.

Liberarlo.
Volverlo otro.

Crear
pintar
cantar
llorar

¡Gritar!
Bailar.

Amar.

viernes, 28 de noviembre de 2014

(Son)

Soy
lo radicalmente
otro.

Lo que tus manos jamás asirán.
Lo que tus dientes jamás morderán.
Lo que tu lengua jamás beberá.

Lo que jamás penetrarás.
Lo que jamás ob-tendrás.
Lo que siempre asesinarás.

lunes, 9 de junio de 2014

Des-ovillar.

Otro sol de otoño atraviesa la ventana vidriada del comedor, otro domingo, otra infancia.
Otros durazneros, otros limoneros. 
Otra higuera, otros cactus. 

Los granados, el olivo, la parra de mi abuelo.
La hamaca, el diario matutino, la bolsa de los mandados, el pan. 
"Valerito ¿Qué pasóoo?"

Las botas amarillas y azules, para chapotear en los charcos bajo la lluvia.
El "crunch-crunch" de las piedritas en la calle de tierra. 
La primera Aurorita, herencia del vecino. 
La llegada a Buenos Aires, con un sistema respiratorio desarrollado en otro clima.

Y el mismo sol de otoño atravesando esta ventana, parapetada por cartones de cinco  miligramos; 
una casa sin cerramientos, frío calando huesos.
Pisón, rastrillo y pala como juguetes.



miércoles, 9 de abril de 2014

Había una vez. Una Brava Despedida.


Una última conversación amorosa, la concreción del desencuentro, una despedida dulce y cruel.
Porque dos que se quieren, pueden decirse cualquier cosa.
"Y ademas mas.
y Otras Cosas "

AP





sábado, 15 de febrero de 2014

In.

En el interior de la caja mnémica

un cuerpo-recuerdo es acariciado 
un recuerdo-palabra es aniquilado
el lenguaje es atravesado
la salida de emergencia es asida 
la animalidad mas feroz es capturada
masticada
digerida
defecada.
A cualquier boca, obsequiada.




jueves, 6 de febrero de 2014

Des-encuentro.

Hay un claro de bosque

donde los cuerpos-palabras danzan
y el silencio arremolina.

Los cascabeles relinchan,
los dientes relucen violáceos de almidón,
las bocas naufragan en espaldas desiertas,
cuentan estrellas salpicadas en la piel
ríen y se esfuman entre ventanales de enero.


En el lugar donde los cuerpos-palabras

levitan
se enlazan
y segregan

enhebro una trenza en tu brillante y negra cabellera.

sábado, 14 de septiembre de 2013

Día 7.
Diplomatic Hotel. Habitación 16.
Satelital.

domingo, 21 de julio de 2013


The Phantom of the opera is here
inside my mind.

lunes, 14 de enero de 2013

Anhedonia.


De pie frente al ventanal, desnudo, tus piernas chuecas hacia adentro; siempre tan oscuro, tan vientre prominente, tan hambriento.
Abajo, el rio lame tus recuerdos como una animal herido.
El motor de la Pagliettini te arranca del departamento de Perón y notás que el acrílico de la proa está descascarado

derruído
destruído.

Acorazado en tu Hiroshima mnémico, respondes al llamado desde el sommier de dos y media.
En las torres de Tigre arde el primer porro de flowers que te adormece la memoria hoy.

(Tu viejo ya no te abastece.
Hace un buen tiempo, en verdad, no te abastece.
Desde tu infancia, en verdad, no te abastece.
Y esa tendencia hacia lo no dicho.
Hacia la asfixia en el silencio.
Herencia de familia).

Tan pelotudo, siempre.
Desayunás.
Ellos se besan frente a los amigos en la quinta con piscina.
La Tita me cuenta en navidad que muere de reuma y de tristeza por lo que nunca dijo.
La abuela no sabe.
Porque no entiende.
Porque no recuerda.
Porque tiene una coctelera en el bocho (mientras le lavan el culo, flashea psycho-secuestro).
La Tita siente el estallido en su rodilla izquierda. 
La Loca pierde aceite en su tarea de animal paridor. 
Nada ha cambiado.
Daniel bajó como veinte kilos.
Su casi ex mujer lleva en el dedo pulgar el botón antipánico siempre listo por si ve su esqueleto ardiente, si, y veloz...
…de tal palo, tal Eduardo...

"Cuidate de los encantadores de serpientes", dijo la ondulada madre: un mes después el gordo Mantecol 
sepultó mi esqueleto 
y un diluvio universal 
me envolvió los tobillos.

-Vas a terminar con una bapirrola del palo -pensé-. 
(Estamos hablando de una madre que esperó a su hijo con una escoba en sus manos en medio de la calle -sentenció Martín F.-) 
Ya no vas abstinente por la vida. ¿Era vida?

El Mini cree que yo no se que él cree que no se...mas de lo mismo.
Tan de pizarrón.
Tan de Kapelusz Ilustrado.
Tan café con leche con media lunas de grasa que me genera tedio en el lenguaje.
"Lo bueno viene en envase chico" –aulló mientras se movía-

El veneno también.
Los psicofármacos también.

Ella dice que quiere tener un hijo, en el futuro.
-Que sino sería muy triste ¿No? -me interroga-.

Silencio de muerte.
No menciono palabra alguna.
Ahorco el lenguaje.
Digo nada.

Hay sequía en Luxemburgo.
"Intento nombrar
(y nombrarme)".

sábado, 5 de enero de 2013

Un Rostro. Mil Rostros.


                                                                                                                           "Esta vez por fin, la prisión te va a gustar.
El reo semental se va a licuar esta prisión.
Gatas lindas, sirenas llenas (camisa apretada, pezón radioactivo).

Reclamando el botín para la prisión

del dios prisión, feliz prisión

del dios Barbaazul, de esta prisión.
Tu aullido esta vez, quiera dios, no se va a oír
en la prisión.
¿Puede la virgen labial brillar
en risas pillas, manzanas firmes
de viejas feas como monos?, ¡Puaj!
Y antiguas lobas pulpas que reviven
el amor letal de esta prisión
C.A.S."




“GENTE”: que palabra de mierda.
LA GENTE”. ¿Qué esconde la pluralidad de esta combinación?
Dos palabras. Un misterio.
(Tu bolígrafo es una cagada: el cilindro que sostiene la bolilla se mueve en cada giro de esto que pretende ser una cursiva legible -al menos para mi- al momento de tipear. Ajusto el cilindro. Continúo).
Regresar a la ciudad luego del invierno en Tandil me recuerda la velocidad con la que LA GENTE
¿Habla.
Piensa.
Ríe.
Llora.
Ama.
Sufre.
Olvida.
Enferma.
Sana?
Ahora el micro serpentea en la ruta de vuelta.
Serpenteo y Retroceso para aparecer detrás del depredador y regresar sosteniendo en alto la Ardiente Calavera.



Un rostro formado por la amalgama de otros rostros.
Un rostro. Mil rostros.
Y en su mentón, una inmensa, enorme, tupida y brillante Barba Azul de cuya punta, en trenza, pende una diminuta llave adornada y roja.

Su carencia de lenguaje exhibió un desierto de amor seco, furtivo, amarillo.

La Loba canta sobre los huesos.
La Loba da cátedra en el camino hacia la llave sangrante.
La Loba es la crujiente puerta.
La Loba es la oxidada cerradura.
La Loba es la llave adornada y roja.

¿Habré sido alguna vez
lo inasible,
lo perenne,
lo inmenso,
lo visible de la ruta?
¿Habré salido de mi esencia de canto rodado?
¿Habré sido sílabas mas largas
mas indelebles
menos furtivas que la vocal mas puta?

Miro el film eterno, la película de Morel.
No dejo de recordar para que no sirvo. Para el bife con ensalada mixta, por ejemplo, no sirvo.
Para el Amor, tampoco (¿Notaste que el Amor es masculino? Ya voy comprendiendo)
¿Dejaré de aprender?
Vida/Muerte/Vida
Soy la que nace visceralmente. Cíclicamente.
La Mujer Salvaje es un Camino de Ida.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Feliz nuevo año Buenos Aires.



Libros.
Tubos Tintos.
Tubos Blancos.

Una réflex digital.

Memorias.
Rostros.

Palabras-cuchillos.

Prestidigitaciones.

Horses.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Tandil
http://www.youtube.com/watch?v=TRkBkBMsaLg
Abrir el sueño stereo.
Crear la dimensión....


martes, 30 de octubre de 2012

Todo camino puede andar. Todo puede andar.


"No cuentes lo que viste en los jardines, el sueño acabó.
Ya no hay morsas ni tortugas"

viernes, 12 de octubre de 2012

martes, 25 de septiembre de 2012

More blue

"Este no saber dialogar.
Esta imposibilidad de acceder a los otros.
Sean personas vivas,
sean autores"
A.P.

Desenterrar el cuchillo.
Retomar los pasos.
Descansar de mi.
Recuperar el lenguaje.
"Dios ya no quiere
que baile".

martes, 18 de septiembre de 2012

"Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana.
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón.
Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos".
F.P.


"La que murió de su vestido azul está cantando.
Canta imbuída de muerte al sol de su ebriedad.
Adentro de su canción hay un vestido azul,
hay un caballo blanco, hay un corazón verde tatuado
con los ecos de los latidos de su corazón muerto.
Expuesta a todas las perdiciones,
ella canta junto a una niña extraviada que es ella:
su amuleto de la buena suerte.
Y a pesar de la niebla verde en los labios
y del frío gris en los ojos,
su voz corroe la distancia que se abre entre
la sed y la mano que busca el vaso.

Ella canta".


Alejandra Pizarnik.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Superchería.

Unas All Stars igual de gastadas que sus jeans,
una bebida entre sus manos,
una remera de Radiohead,
anteojos de sol,
un morral pendiendo del lado izquierdo
y auriculares estallando pianos y guitarras,
junto a una sonrisa que dejaría imbécil a cualquier instruida en la materia, fue toda su artillería: la llave al mas maravilloso jardín que jamás me habían ofrecido.
-Tanto manjar y yo inapetente; respondí.
Cuando se lo llevó el Sarmiento, sentí todo el viento dentro de mi.
El andén serpenteó de Soledad.
Y de fuego.
Y de ausencia.
Y de noche.
Y de bruma.
Y de Sudestada.
Y de Ciclo Lunar.
República Cromañón me estira sus brazos en la boca de la estación:
-Safaste, dice sonriente.
-Solo por hoy.
Solo por hoy.

Hoy no estoy en mí.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Siempre amé.



"mis alas?
dos pétalos podridos.

mi razón?
dos copitas de vino agrio.

mi vida?
vacío bien pensado

mi cuerpo?
un tajo en la silla.

mi vaivén?
un gong infantil.

mi rostro?
un cero disimulado.

mis ojos?
ah! Trozos de infinito".

"Yo soy". Alejandra Pizarnik.

viernes, 7 de septiembre de 2012

domingo, 26 de agosto de 2012


"La verdad se enciende sola, es una flor en el silencio que quema de luz

Y si algo aprendimos es que el mejor momento aún no vino. Está por llegar.
Confia".
Mañana Azul.


Cenas.
Risas.
Charlas.
Aproximaciones desde las palabras.
Aproximaciones desde los silencios.
Miradas.
Manos.
Brazos.
Espalda-mapa.
Desayunos en la cama con dios.
Besos.
Fuegos.
Madrugadas-palabras.
Paseos.
Mesas.
Mesadas.
Camas.
Sillones.
Baños.
Verdades.
Tandil.
Juguetes perdidos.
Ideas locas.
Llantos del año que viene.
"N.C."
Siempre amé.
El amor es lo mejor que nos puede ocurrir. 

viernes, 10 de agosto de 2012

Tatuadas llevo las marcas.

Tu cara tallada de silencio.
Tu cara tatuada en mis pupilas.
Tus ojos-cuchillos rasgan esófagos.

La tarde que me sepultaste caminé bajo el agua hasta que la noche me envolvió los tobillos.
Deja-vu de empedrados mojados a cielo cerrado sobre Belgrano.
Anoche.
Ahora Bajan me recuerda
queledebolafloralFlaco,enel RíodeLaPlata.ElRíodelDolor.
Tu nombre
ya no es
una
palabra.

martes, 7 de agosto de 2012

"Es tan triste esta vez que no puedo hablar"

martes, 1 de mayo de 2012

Descanso de Marx.
Sigo el grito de Charly.
¡Influencias!
¡Influencias!
¡Influencias!
Allá afuera
una mujer tira de un carro infantil
con viento en contra.











Este espacio se autodestrurá.
En breve.



miércoles, 11 de abril de 2012

jueves, 9 de febrero de 2012

Por siempre vos.



Viento. Mucho viento.
Tanto, tanto viento,
¿Y al final?
"No queda mas que viento"

lunes, 2 de enero de 2012


Nunca. Nada. Nadie cae del cielo.

jueves, 29 de diciembre de 2011



Padre (polifacético) e hijo (bálsamo multicolor) fallecen en las madrugadas sin costas.

Además, mas. (Y otras cosas).

"Todo mi cuerpo se ha endurecido y se ha cerrado,
se ha vuelto cueva y allí descansa un chiquito.
Como un animal que ha comido, también descanso.
¿Volverá él también como un sonámbulo,
a buscar el hueco vacío en que anidó?"
A.P.

Entre los libros, tres asoman anhelantes, con las marcas personales del naufragio: Baudelaire y sus flores enfermizas y Rimbaud con todo lo que tuvo para decir en sus dos fantasmas.
Paradojicamente enmarañada, sobre aquella amalgama neurótica, levitan dos plazas y media vestidas de carmín.
Cuando bajé del Belgrano con mi Single II cargada, todo parecía listo para disparar.
(“Pabellón Tres Arquitectura y Diseño”)
Además están los sueños.
Además está el baúl mnémico.
Además esta la infancia.
Además está la poesía.
Además están las palabras-cuchillos.
Además están los brazos.
Además está la ausencia.
Además está el silencio.
Además están los sapos en cuello.
Además estoy yo.
Yo.
Estoy.
Además.
Además está Ricardo.
Además está Sebastián.
Además está el amor.
Además están las nubes; que además ya vuelven a tener formas.

"Por eso cada palabra dice lo que dice.
Y además mas.
Y otra cosa"

La mortalidad comenzó desde aquel primer segundo,
con el espermatozoide mas fuerte,
sobre el óvulo fecundo.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Quinto día libre de nicotina.
Un kilo por día.
Soy un cerdo.
Dieta o ropa nueva. No me sobra un cobre ni para la dieta, ni para la pilcha.
“Vendé un par de cosas”, dijo Mary.
Solo tengo libros –nienpedos-
La inflación tira, tira para arriba, tira.
Los subsidios bajan, el transporte aumenta.
La inseguridad es una sensación y la soja es un YUYITO.
El alquiler se fue al carajo, luz, gas, agua, MUNICIPAL, municipal. Todo en alza.
“Relajá”, dice mi terapeuta.
Debería hacer algo mas para modificar mi situación, la amputación del eterno malestar
(mientras Flora se  relame la boca, marcada desde la mesa).
A la mitad. Todo. Siempre.
MDM.
El SDM se me caga de risa.
El súper es misión imposible.
El nutricionista pide bis.
Me garcan desde arriba de un puente (seis años de no aprendizaje-desarrollo).
La cometa está imposible, de la navidad, ni hablar –mejor-.
“Relajá”, dice mi terapeuta.
No. Olvidate.
Olvidate de los subsidios.
El SAC es un chiste.
La Garrote está picante (pobres pibes).
Se oyen explosiones y no es el Parque de la Costa.
La poesía aúlla de inanición.
Pobres pibes.
Todo bien Piaget, pero los pibes tienen hambre.
“Relajá”, dice mi terapeuta, “es la vida que te tocó”.
Soy una amalgama de percepciones en carne viva.
Amo mis ojos sorprendentes. (“¿Qué es lo que importa en una acción, su fondo o su forma?) Pobre pelotudo, Barreda.
Voy familiarizándome con mi enfermedad, acaricio su rostro, me aburro del exterior.
“Relajá, son demasiadas exigencias a la vez”

Genios, buenos servidores. Malos amos.

Mi bolsillo es más profundo que tu gracia
y calcular tu moción puede llevarme la vida
(a un corazón que no puede cumplir más promesas ya).

Yo te saqué un día de allí
y me encadené.
Te obedecí hasta donde pude,
mi genio amor.

Te pude apartar de mi corazón
en otro crimen más
y me alejé de tu seducción
y tu dulce voz.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Again

(A Kokito)
“Le cadavre exquis boira le vin nouveau”
A.B.

Felicidad es tu media sonrisa vista desde arriba.
Tu espalda-mapa.
Tu pecho-cielo.
Tus brazos-brújulas.
Tu nombre-jardín luxemburgués.
Ya no hay viento en mi garganta.
Sonrío.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Polifacético Oliveira

"No vas a ser esclava del paraíso"
Un estímulo-una respuesta.
Behaviorismo.
Un estímulo-una respuesta.
Abro mis piernas
Un estímulo una respuesta.
Entra tu lengua
Un estímulo-una respuesta.
Leo tu mensaje
Un estímulo-una respuesta.
Presión molar
Un estímulo-una respuesta.
Me extrañás
Un estímulo-una respuesta.
Extrañás mis piernas
Un estímulo-una respuesta.
Veo a tu novia
Un estímulo-una respuesta.
Tomo el cuchillo
Un estímulo -una respuesta.
Canto la canción de Alicia.
Un estímulo-una respuesta.
Personas sin títulos.
Un estímulo-una respuesta.
Me llamás.
Un estímulo-una respuesta.
Quiero matar.
Un estímulo-una respuesta.
Ya lo hice antes.
Un estímulo-una respuesta.
La gastritis de Barreda.
Un estímulo-una respuesta.
La gastritis de Tablado.
Un estímulo-una respuesta.
Tu lengua en súplica.
Un estímulo-una respuesta.
Ciega de ira.
Un estímulo-una respuesta.
El frasco de cristal en el placard.
Un estímulo-una respuesta.
Reís en mi cara.
Un estímulo-una respuesta.
Quiero matar.
Un estímulo-una respuesta.
Ya lo hice antes.
Un estímulo.
Una respuesta.
Behaviorismo.
Un estímulo.
Quiero matar.
Una respuesta.
Ya lo hice. Antes.

"Vas copiando tu herida sobre un pañuelo rojo y ya sabés que jugando al borrego te van a carnear..."



No vas a cambiar en tanto no quieras erradicar la mierda que te constituye.
Lo demás, se lo vendés a tu psicólogo.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Quede claro:

Muy bien, ya lo saben eh:
¡Nada de ceremonias estúpidas!
Abrazo y buen vino, ¡Para todos!

miércoles, 31 de agosto de 2011

lunes, 25 de julio de 2011

Almuerzo.

Bandeja de plata.
Destellos.
Cuento hasta tres.
Blanco Oriental.
Seríamos tres.
Blanco Oriental.
Las líneas están formadas por puntos.
Blanco Oriental.
El espejo se desploma en mi cabeza.
Blanco Oriental.
Mis rodillas rompen la cerámica.
Blanco Oriental.
Se agrieta el suelo.
Blanco Oriental.
Caigo en el túnel.
Blanco Oriental.
Mi nuca redobla como la murga de Canal.
Blanco Oriental.
Mis encías se adormecen como los brazos de Eduardo.
Blanco Oriental.
Mi lengua es el feriado de Hiroshima.
Blanco Oriental.
Mis uñas acaudalan víveres.
Blanco Oriental.
Dos testículos me saludan.
Blanco Oriental.
Sudo.
Blanco Oriental.
La bañera me acuna.
Blanco Oriental.
El aire quema.
Blanco Oriental.
Gabriel ríe.
Blanco Oriental.

Hoy me desnudé de Blanco Oriental.
G:-¿Sabés por qué las mujeres se casan de blanco?
S:-Si G.
G:-…

lunes, 4 de julio de 2011

Blue

"Palabra por palabra
tuve que aprender
las imágenes
del último otro lado"
 A.P.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio,
su grito es una bruma de invierno.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio,
su garganta enmudece de decapitación.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio,
los camalotes flotan sin rumbo.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio,
su cuerpo es un camalote del Paraná.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio,
sus brazos son una marea estéril.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio.
Yo me nazco.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio.
Yo me canto.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio.
Yo me enciendo los lirios.
Yo me asisto en el nacimiento del silencio.
Yo bautizo la ausencia
                                                          de mi.
5/6/2011

sábado, 25 de junio de 2011

Habitar la casa de Sábato

Sentada frente a su jardín, mis ojos vuelven a palpar su angustia de Antes del fin; la angustia de Martín. Me abrazo a mis-sus precarios restos de madera, mis-sus tablas en medio del mar luego del naufragio ilusamente, como si nos amáramos en el dolor
                                                                         -en la ausencia
como si la carne pudiese desinfectárseme, o depurárseme la sangre.
Ernesto, cuanto mas veo, mas añoro la ignorancia-infancia.
“Que desdichado el hombre que solo cuenta con la razón”, grita tu jardín.

Las ramas volvieron a desnudarse
                                                         -again
destruyendo aquello que
                                         miserablemente
                                         quedó en pie.
Volviste para gritar que en realidad si te importaba aquello que destruiste.
Volviste con tu cruz:
                                ¡Vos, mártir! ¡Canonícenlo!

“¿sabésloqueesveratuhijoamamantardelpechodelamujerqueodiás?
¡Esoessufrir!”.
De cómo B se ofende al no fecundar, y nada nace.
De cómo B estalla al observar anexada la cresta de su mejor daño, y nada nace.

"¿Cómo pudo rechazar el sometimiento add infinitum?
¿Cómo pudo rechazar la corona de mi odio?
¿Cómo pudo rechazar mi vómito eterno?
                                                                                                      ¿Cómo pudo
                                                                                                                       rechazar 
                                                                                                                                 mis tentáculos 
del mal."  

Estás riendo
y yo estoy volviendo sin un solo pensamiento
de Plutón.



jueves, 23 de junio de 2011

Noche

Nadie me conoce. Yo paro el silencio.
Nadie me conoce. Yo bautizo la ausencia.

Soy la extranjera en mi cuerpo.
Soy la náufraga en mí (tu) embarcación.
Soy el eclipse sin astros.
Soy la marea sin lunas-ciclos.
Soy la lente sin diafragma.
Soy el diafragma del sol.
Soy el barco, soy la piedra y el naufragio de Alejandra.
Soy la marea que envuelve a los cadáveres.

7.10.
Décimo sexto pucho del día. Frío calando huesos.
Amanece.
Hace unas horas que enmudeció el arenero y las primeras luces trajeron los camalotes suspendidos en la bruma de éste incipiente brazo del Paraná.
Aparecieron los primeros cadáveres de árboles secos como el esqueleto de Baudelaire.

Tu cuerpo es un camalote
flotando en la intemperie
                                         del silencio.
Yo paro la ausencia de la bruma.
Mis pupilas devoran el silencio.
Mi boca asfixia el son naciente.
Mi garganta grita el canto de Epecuén.

Me aferro a éste brazo del Paraná, mientras los pescadores se alejan en sueños estériles.
La corriente forma el silencio del camalote adormecido por el arenero.

Tus brazos son una marea estéril.
Los camalotes son el cadáver de la ausencia
                                                                           -de la ausencia.
Tu cuerpo es un camalote
flotando en la intemperie
                                         -del silencio.
En el centro del silencio
hay una sílaba rota
                                -sangrante.
Toda la bruma del Paraná cabe en mis pupilas
                                                                           -y además, mas.
                                                                            Y otra cosa.

¿Cómo un cuerpo tan pequeño y limitado puede contener
                                                                                            -éste viento
                                                                                            -éste silencio
                                                                                            -ésta ausencia?

Yo me canto.
Yo me nazco.
Yo me lloro.
Yo me río a mi misma.
Yo celebro mi duelo.
Yo me observo rodeada de lirios.
Yo velo la ausencia
                                de mi.



En la noche
las palabras son cuchillos
Anhelantes.
En la noche
aguardo a la niña autómata
                                             que soy.

Caravana de cadáveres-camalotes marchan rio abajo.
Yo me canto.
Caravana de cadáveres-camalotes marchan rio abajo.
Yo me rio.
Caravana de cadáveres-camalotes marchan rio abajo.
Yo me lloro.
Caravana de cadáveres-camalotes marchan rio abajo.
Yo me nazco.
Caravana de cadáveres-camalotes marchan rio abajo.
Yo me enciendo los lirios.
Caravana de cadáveres-camalotes marchan rio abajo.
Yo velo la ausencia
                                de mi.

Tu boca es una acuarela aguada de silencio.
Tus manos son una acuarela aguada de ausencia.
Tus brazos
                   son
                         una marea
                                           estéril.

4/6/2011